Tarango está ubicado en una barranca del área conurbada de Santa Fe, que forma parte de la Delegación Álvaro Obregón de la Ciudad de México. Es una de las áreas naturales de mayor importancia para la zona, ya que es un pequeño pulmón que permite prevenir contingencias ambientales debido a los graves problemas de movilidad, además de ser una fuente de recarga de agua previniendo con ello la escasez en una zona donde la densidad poblacional cada vez aumenta más. Asimismo, los escurrimientos de agua de esta zona, ayudan en la recarga de los mantos acuíferos del bosque del Desierto de los Leones.

Manos a la Tierra decidió desde hace 5 años comenzar a colaborar en esta área para continuar dichas labores de rescate, restauración y regeneración debido a las actuales amenazas ecológicas hacia la zona, haciendo con ello más visible su importancia.